Atendió a los medios tras asistir al Fórum Europa Tribuna Mediterránea

Puig defiende que no hubo enriquecimiento personal ni financiación ilegal en los ERE de Andalucía

Patrocinado por Bankia

VALENCIA, 2 de junio. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, aseveró este jueves en el marco del ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’, que en el caso de los ERE en el que están procesados los expresidentes de la Junta de Andalucía, los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán, "nadie robó para beneficio propio” y no hubo “enriquecimiento personal ni financiación ilegal”.

Así lo indicó Puig, a preguntas de los periodistas sobre la situación judicial de sus compañeros de partido tras el encuentro informativo, organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum, en el que intervino el secretario general de Podemos Comunidad Valenciana, Antonio Montiel.
 
Puig indicó, que “una cosa son las responsabilidades políticas y otras las penales” y consideró que “en su momento se asumieron las responsabilidades políticas, porque obviamente algunas cosas no se hicieron bien”.
 
El presidente socialista también criticó la “especie de democratización” que, a su juicio, quiere hacer el PP de la corrupción “no tiene ningún sentido”. En el caso de los expresidentes socialistas andaluces, “nadie robó para beneficio propio; no ha habido enriquecimiento personal ni financiación ilegal de ningún partido”, aseveró Puig, para quien el caso de los ERE no tiene “nada que ver” con lo que ha sucedido en la Comunidad Valenciana.
 
Inquirido sobre si cree que esta causa pasará factura en las próximas elecciones generales del 26J al PSOE, Puig señaló que espera que “no se note” porque “ha habido comisiones de investigación, se han dado todas las explicaciones y se han asumido las responsabilidades”. A partir de ahí, dijo Puig, “es evidente que hay personas que tienen que cumplir las condenas, si se producen”. No obstante, Puig señaló que “efectivamente” está “muy preocupado” porque cualquier caso de corrupción que afecte al PSOE para él es “muchísimo más doloroso”.
 
Respecto a la petición de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, al PSOE para que dé explicaciones sobre el caso, Puig valoró que la dirigente popular “se define a sí misma; ella que ha sido la del despido en diferido en tiempo pretérito”. “Es una señora que en condiciones normales, en un país normal, ya no sería dirigente de un partido político”, aseveró.

Evento relacionado: 

Galería